Creando La Barberia de Gràcia

27 · Ago · 2018

La historia de La Barberia de Gràcia se remonta muchas décadas atrás. Pero a veces no hace falta viajar lejos en el tiempo para descubrir detalles muy interesantes. ¿Queréis saber cómo se ideó el diseño de la nueva barbería, inaugurada en 2014? Seguid leyendo.

El encargado de crear el concepto del nuevo local fue el interiorista y diseñador Ernest Ameller. Jordi Pérez trabajó con él codo con codo, mostrándole imágenes de barberías que para nuestro director creativo son una clara referencia mundial. Fue en este momento en que surgió la idea sobre la cual se desarrollaría todo el diseño, una idea basada en nuestra propia historia y cultura: el modernismo catalán.

Después de muchas conversaciones e investigaciones, se decidió apostar por un estilo minimalista claramente mediterráneo pero con pinceladas modernistas. Los más de 50 años de historia que lleva la barbería a sus espaldas tenían que tener protagonismo, y esto también se tenía que plasmar en el nuevo espacio, consiguiendo un diseño que ofreciera esta sensación de carga histórica y experiencial.

Se eligió el color blanco como color base para el espacio, para aumentar la sensación de luminosidad. Las baldosas fueron añadidas para dar continuidad a lo largo de todo el local, además de aportar un aire retro muy característico.

El estilo modernista salpica elegantemente el salón, destacando en elementos como los pomos y los tiradores de las puertas, o en el diseño lumínico: bombillas y lámparas. Además, los adornos orgánicos situados sobre algunas puertas son una referencia inequívoca a este estilo artístico tan reconocido en nuestra ciudad, Barcelona.

Este diseño estudiado al milímetro solo hace que incrementar la experiencia vivencial que compartimos con nuestros clientes, un recorrido sensorial que solo se puede entender de un modo: viviéndolo en primera persona.