abril 2018 – La Barberia de Gràcia

Hoy me siento mejor persona

Días atrás, tuvimos la ocasión de hacer una visita de aquellas que dejan huella, que calan muy hondo. Ese día, me sentí mejor persona. Todo empezó el pasado mes de diciembre cuando realizamos una campaña solidaria dedicada a recaudar fondos para la investigación del cáncer de próstata. El dinero obtenido de los servicios de afeitado y arreglo de barba se destinaron íntegramente a la Unidad de Investigación de Cáncer de Próstata del Vall d’Hebron Research Institute. Y hace unos días, tuvimos la suerte de poder visitar los laboratorios de esta unidad de la mano de algunas de las eminencias médicas más importantes del hospital.

Me quedé impresionado: la pasión, las ganas, la implicación que transmitían estos científicos. Fue increíble escuchar cómo explicaban cuál es el estado actual de algunas de sus investigaciones, aunque he de reconocer que muchos de los tecnicismos empleados se me escapaban. Sin embargo, supieron hacernos llegar su mensaje y hacernos partícipes de sus inquietudes y logros, los retos que enfrentan, su apasionada dedicación, los resultados esperanzadores, la naturalidad y la cercanía a través de sus gestos y palabras… absolutamente increíble.

Tuve la sensación de “ser muy pequeño al lado de gente muy grande” que está cambiando el rumbo, que marca la diferencia en cuanto a la investigación en nuestro país. Pese a no contar con los recursos que realmente necesitan, se las ingenian como pueden para continuar, con tenacidad y audacia, su labor que, finalmente, repercute en el bien común del conjunto de nuestra sociedad, más claro aún, repercute en nuestras vidas…

Ese día me fui a dormir consciente de una realidad que nos envuelve, una realidad que, en ocasiones, olvidamos. Fui consciente de lo que podemos aportar, cada uno, desde nuestro lugar, nuestro trabajo, nuestro poder personal. No pude evitar sonreír al pensar que ese día contribuí con un pequeño empujón, al haber tenido la oportunidad de colaborar con este grupo de científicos y médicos que luchan para que todos estemos un poco más sanos y podamos disfrutar de una mejor calidad de vida.

Igual que yo he decidido colaborar con ellos aportando la recaudación de un servicio concreto de la barbería durante un mes, cualquiera puede hacerlo, a su manera. Solo es cuestión de interés y de darse cuenta de que todos y todas estamos implicados. Cada aportación, por pequeña se recibe con una ilusión desmedida; les permite avanzar y seguir creyendo en un proyecto de vida, al hacer realidad lo que hasta ahora aún podría parecernos imposible.

Me ha encantado, aunque solo sea por un momento y con una cantidad modesta, sentir que formo parte de esta comunidad. Y que realmente eso representa un bien para la sociedad. Os animo a todos a poder vivir una experiencia así, por nuestra salud, por la de todos.

Trucos para cuidar bien la barba

Lucir barba está de moda, pero no de cualquier manera. Las barbas se llevan bien cuidadas y arregladas, y aunque no precisa de cuidados complexos, sí que requiere productos específicos. Tenemos que tener en cuenta que el cabello de la barba tiene diferentes características que el pelo de la cabeza, y por lo tanto necesita productos, tratamientos y atenciones diferentes.

En la ducha es aconsejable utilizar un champú específico para barbas, con el que vamos a enjabonarla bien. Una vez fuera de la ducha lo mejor es secarla con la toalla o con el secador, en el caso de barbas largas. En este momento vamos a aplicar el segundo producto: un sérum, que nos aportará brillo y suavidad.

Los sérums específicos para barbas tienen propiedades nutritivas para la piel y no solo para la barba, a diferencia de los aceites, es por este motivo que nosotros los preferimos. 

Una vez aplicado el sérum, peinamos bien la barba para que el producto quede bien repartido, lo ideal es hacerlo con un cepillo de cerda de jabalí.

Por último, podemos aplicar un producto de peinado, conocidos como Beard Balm, que nos dará fijación, muy recomendable sobretodo para aquellas barbas con cierta longitud que quieran mantenerse bien peinadas todo el día.

Si seguís estos pasos luciréis una barba de envidia, aunque recordad que, sea como sea vuestra barba, lo mejor es pasar por la barbería periódicamente para que os la arreglen.